Verano 2020

 

Verano raro

Para este verano habíamos preparado desde el pasado año viajar a Londres a finales de Julio. Después de muchos altibajos, que si ahora sí, que si luego no, que vamos a esperar un poco que siempre estamos a tiempo de cancelar…

A cinco días de tomar el avión imponen la cuarentena para los que viajan a Reino unido y nos quedamos en tierra, con un montón de emociones que gestionar.

Creo que estuve un par de días en shock.¡Tanta energía puesta en un asunto que no sucede! Simplemente vi como se iban deshaciendo las expectativas que había creado en mi imaginación y daban paso a otras que se construían muy lentamente, como el la peli de “Origen”.

Hemos cambiado Londres por Ondres, un pueblecito del sur de Francia por el que pasamos ayer para ir a un parque acuático, muy cerquita de aquí, del País Vasco. Cuando pasamos por su pequeña iglesia puntiaguda e hicimos referencia al Big Ben, surgió la risa sanadora.

Yo llevo así toda la primavera y verano, gestionando mis emociones. Pase lo que pase, me parece que la vida ocurre de forma trepidante y lo que trato es de encontrarme lo más a gusto posible en esta tremenda incertidumbre.

 

Foto del balcón desde el que escribo estaas lineas.

 

Ahora mis pensamientos sobre mis planes futuros tienen este aspecto:

¿Que pasará en Septiembre?

¿Mis hijos irán al cole?

¿Que tiempo tendré para dedicar a mis proyectos profesionales?

¿Y mis clientes? Habrá que ajustar mejor y más concretamente los horarios según las necesidades mutuas.

¿Las semanas seguirán teniendo siete días?

¿Pasaremos el finde a los martes y miércoles porque nos viene mejor?

¿Cómo es posible que nos llamen la atención por ir sin mascarilla por la calle para respirar y no te digan nada si vas fumando?

¿Será este, por fin, el momento adecuado de legalizar la marihuana, aprovechando que está ahora mejor visto fumar que respirar?

Bueno, pues para todo esto y mucho más que mi mente inquieta va divagando, la única respuesta que ahora mismo tengo es :

¡No lo sé! Y acostumbrarme a ella disfrutando de la vida es mi mayor reto.

Para conseguirlo voy nutriéndome de mis particulares pequeños placeres. Uno de mis favoritos es conducir con las ventanillas entre abiertas, los pelos al viento y cantar a voz en grito el “I want to break free” de Queen. ¡Esto me resulta súper liberador!

Y vosotras, vosotros ¿ que tal lleváis el verano? ¿Cuales son vuestros pequeños placeres favoritos?

¡Un gran abrazo y sed felices!

 

 


Edidiones anteriores

Primavera 2020
Invierno 2019/20
Primavera 2019
Otoño 2018
Verano 2018
Invierno 2017/2018
Invierno 2016/2017
Verano 2016
Invierno 2015
Invierno 2013/2014
Invierno 2012/2013
Invierno 2011/2012
Otoño 2011
Verano 2011
Otoño 2010
Verano 2010
Primavera 2010
Invierno 2009/2010

subir